Los vecinos piden justicia porque, para colmo, las autoridades de Vivienda amenazan con desalojarlos.

Los vecinos piden justicia porque, para colmo, las autoridades de Vivienda amenazan con desalojarlos.

Vecinos de un edificio multifamiliar en Cuba entre Luz y Acosta, acudieron este jueves al colaborador de ADN Esteban Rodríguez para denunciar la amenaza de desalojo que les hicieron las autoridades de Vivienda de La Habana Vieja, sin darle ninguna solución real a este problema colectivo.

Aunque hay niños, una funcionaria -a quien presuntamente identifican como Karina Teresa Milán- les dijo a miembros de estas familias cubanas residentes en el edificio 662 que, si no salían ellos solos, vendría la Seguridad del Estado a sacarlos y por lo pronto les retirarían el servicio eléctrico.

En el video tomado por el colaborador in situ, se ven escaleras destruidas, tendederas de objetos, hierros medio sueltos y escombros.  Un señor sentado junto a una de las escaleras, rodeado de palos que intentan apuntalar los techos.

Estas imágenes son la definición misma de peligro de derrumbe. 

Esteban se desplaza a la entrada, donde una madre carga en brazos a su hijo.

Les ofrecieron enviarlos a la Casa de la Cultura, pero ellos se niegan porque allá estarían hacinados además de que no consideran que el lugar esté en condiciones habitables, explican.

Una señora interviene para decir que ella, diabética, no está dispuesta a ir para allá.

Son varios los niños que residen en el edificio multifamiliar en peligro de derrumbe y pretenden que salgan. "que salgamos para afuera. Pero tampoco vamos a ir para un albergue porque nosotros llevamos 39 años albergados aquí... Cómo vamos a salir de un albergue para otro...Y dónde están las casas de nosotros, que esperamos desde hace 39 años", preguntó ante las cámaras unos de los vecinos entrevistados por Esteban. 

En la azotea ya ni se puede caminar, explican, y muestran los escombros. Ponen el ejemplo de la vecina Rosa, sepultada bajo los escombros del derrumbe de las últimas horas. 

El mismo vecino sugiere que el local amplísimo frente a la vivienda multifamiliar o albergue podrían habilitarlo para ellos. "Pero no lo quieren dar", lamenta. "Porque seguramente eso lo tienen ya vendido también". 

Indican además, mientras se escucha al fondo el llanto de los niños, que la funcionaria de Vivienda alegó que ella es "nueva" y que no sabe la historia de ese albergue. "Pero ahí tiene que haber archivos", destaca el afectado. Se quejan de que a los funcionarios no les importa porque no son sus casas.

Si se revisan las redes sociales, la presunta funcionaria exhibe, en contraste, una vivienda en muy buen estado, si bien ella no sería más que una herramienta de la maquinaria en un entorno de precariedad, escasez y falta de acción gubernamental para resolver estos problemas sociales.

Los residentes en este predio llevan entre 8 y 50 años. "Hemos hecho vida aquí y ahora quieren venir a sacarnos", comenta una de las madres.

Su marido vive en el edificio desde que nació, ella hace 12 años, y aun así pretenden sacarla. "Después de años de saber que están aquí, ahora quieren mandar a la gente para su campo". Y todo por el derrumbe de la edificación aledaña, denuncian. 

Sobre el local del frente dicen que los funcionarios les han dicho que no hay materiales para apuntalar. Porque pareciera que el Estado socialista cubano cree que la solución es apuntalar en vez de construir. 

Esta noticia fue desarrollada por la redaccion de ADN Cuba todo el contenido escrito y fotos pertenece a ADN Cuba. Nosotros solo estamos divulgando la noticia.